miércoles, 24 de diciembre de 2008

Inconsistencia.

"Habrá que creer, habrá que creer en Cristo, en la paz o en Fidel..." A. Filio

Ya se siente en el aire el espíritu (?) navideño, ya saben la gente vuelta loca, el tránsito imposible, intercambios que resultan a veces un fiasco a veces lo ideal, eternos brindis laborales (con el correspondiente alcohol que ayude a soportar los speech motivacionales de los altos mandos instándonos a ser mejores el siguiente año), compras de última hora, alzas a los precios y sobretodo, la esperanza de un mejor mañana; traducido al español es una plegaria al cielo implorando por que la crisis nos alcance confesados.

Llega consigo la lista de deseos, metas, promesas, mandas you name it que con el arribo del año nuevo nos invitan a conservar la paz mental y a creer fervientemente que este año todo será diferente y ¿saben? Yo sí lo creo.

No, no estoy sufriendo de alucinaciones, en este momento me llega el aroma del adobo que están preparando en la cocina pues a las 11 tendremos (finalmente) el último-último-último brindis del año , y no por eso mis cabales están fuera de contexto.

El sábado pasado el mensaje llegó en el momento justo; posiblemente lo escuché con anterioridad en labios de alguien más o seguramente lo leí en aquel libro de mi preferencia pero fue, hasta ese fin de semana, cuando mis sentidos, mis chakras, mi aura, vaya, todo mi ser se adueño de esa premisa.

Inconsistencia. La palabra retumba en mís oídos y, como se lee en el título de este sencishito y carismático blog, causa revuelo nella mia testa.

¿Suena muy terrible no? Es un mal que aqueja a todo ser humano. Hace que nuestra vide gire en torno a sentimientos de culpa y depresiones continuas. También suena como un reto, como un jarro de cristal en dónde colocar 10 pesos por cada vez que nos permitimos un momento de debilidad y que nos hace regresar 2 pasos antes de conseguir nuestro objetivo.

La inconsistencia se ha manifestado en varios aspectos en mi vida y al analizar hasta el más mínimo detalle logro ver las consecuencias a través de los años. Desde no terminar un libro, la dieta ejercida a medias, la promesa del cambio de vida sedentaria, etc etc.

Y si me meto en rollos más profundos, híjole, este post terminaría siendo una hora de diván y esa únicamente me es concedida un par de veces al año por mi dra de cabecera (a.k. la Diableca quien a veces hace una excepción a la regla y me atiende 3 veces por semana ja,ja).

A pesar de lo triste que pueda parecer el panorama, nunca es tarde para aprender y aprehender una nueva actitud, una mejor forma de vida. Para mí, un plan de vida. La wish list para el 2009 se transforma.

Felices fiestas!



PS. Claro que después de tanto rollo introspectivo, a uno no le cae nada mal algún regalo bien vanal y si ud es un caritativo lector en pro de conservarme bella y no efímera, le invito a visitar el blog www.egoregalos.blogspot.com con el afán de darle algunas ideas (y recalco algunas) de lo (mucho) que puede regalar a esta hermosa belleza autóctona desde hoy en adelante. Nuevamente, gracias a la Diableca por tan atinado detalle!.




lunes, 15 de diciembre de 2008

Mi primer día en Urgencias.

Son las 7:08 am y mi llegada al hospital sorprende a todos. No esperaban que me cayera de la cama y menos en lunes. Las vacaciones comenzaron, el tráfico ha disminuído... La verdad es que después de un intenso mes, emocionalmente hablando, ya era justo que retomara el buen camino.

07:20 Después de un volado reglamentario, me dirijo al servicio de urgencias. Es lunes, no hay gente en la sala de espera, seguramente estará tranquilo me repito a mí misma. Ilusa.

08:20 9 personas en espera de consulta. Y el panorama luce tranquilo. ¡Pily, se ingresa paciente! Empezamos con el pie derecho, con sólo un ingreso, me van a adorar los médicos ja, ja.

10:15 Salada, haz una oración, pon una escoba en la puerta... llevamos 3 ingresos al hilo y 15 personas en lista de espera. La jefa de urgencias ya me vió feo, no le pareció comenzar a trabajar tan temprano. Díganmelo a mí... primer día en este servicio y de chamoy no me bajan.

11:32 Tal parece que los ruegos al cielo, la danza indígena y toda superstición habida y por haber funcionó de maravilla... hora y cuarto sin movimiento alguno.. Aprovecharé un momento para leer las últimas noticias en mi navegador.

13:15 Ya se siente el cambio de turno; siguen llegando pacientes pero todo tranquilo, sin novedad en el frente. Al parecer el día de mañana no estaré por acá. La verdad es que ha sido un día lleno de altibajos...De último minuto... Un traslado, ese le corresponde a trabajo social... uff!

Recuerdo la primera vez que trabajé en un hospital, en ese entonces no estaba en urgencias pero sí cerca de ella. Los familiares se acercaban hasta mi lugar para preguntar por sus familiares y el estado de salud. Lo siento señor(a), en un momento sale la trabajadora social a darle informes, esto es la farmacia.

Eso de estar en urgencias templa el caracter y hay que tener nervios de acero para calmar a los pacientes y a los familiares de los mismos, finalmente Dios es quien tiene la última palabra.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Niñerías!!!


Quiero volver a ser niña. Quiero volver a reír tanto que me duela la panza. Quiero sentir enojo y olvidarlo en 3 segundos, quiero comer dulces todo el día y no ir a la escuela por indigestión....Bueno, seamos realistas, no quiero engordar.

Hace unas cuantas semanas me tocó pasar el tiempo con mi pequeña prima autonombrada Gatito (sus ojos verdes son el principal indicio del mote). Una tarde decidió entretenerse conmigo haciéndome recordar mis juegos infantiles.

Para empezar me preguntó si sabía jugar con las manos, ya saben el "Marinero que se fue a la mar y mar y mar" revoloteó en mi cabeza. Después, con alarde de sabiduría me mostró la "nueva" técnica de chocar las manos... ¿Qué de plano me vió muy vieja? ¿Acaso supuso que en mis tiempos esos juegos no se jugaban? Yo muy humilde acepté su lección.

Una hora bastó para sacar del baúl de los recuerdos mis habilidades. Mi prima se sorprendía cuando yo seguía la letra de la canción que entonaba.

"...Cuando era baby, baby, baby, jugueteaba
cuando era niña, niña, niña, me pegaban
cuando era joven, joven, joven, coqueteaba..."


Marinero que se fue a la mar, acitrón de un fandango zango zango, en la casa de la bola, etc. me hacían reír hasta las lágrimas.

Hoy el flashback fue mayor, una pequeña ñiña viajaba en el colectivo junto a su madre y para entretenerse comenzaron a cantar. Entonces recordé mis días de brincar resorte, de jugar coleadas, brincar la cuerda, jugar escondidillas y bote pateado. Una sonrisa me iluminó la cara.

Todavía me descubro cantando... zapatito blanco, zapatito azul, dime cuáles juegos jugaste tú

Hagamos un trato

Prometiste muchas cosas, entre ellas quedarte conmigo siempre... Hasta hoy has cumplido. Finalmente lo que cambió fue la materia, tu esencia sigue aquí.

Todavía me parece escucharte entre las habitaciones de tu casa. Ella platica contigo durante el día y antes de acostarse. Dice que preguntas por mí. ¿Sabes? No hay necesidad de ello, no hay necesidad de ponerte al tanto día a día. Mis pensamientos son contigo, te rememoro en cada paso que doy.

Recuerdo mi infancia a tu lado, las travesuras, los regaños, las enseñanzas y los abrazos. Tu risa y sonrisa dibujadas en tu rostro. Tu afición por el futbol y los cacahuates en épocas decembrinas. Recuerdo tu consciencia cuando tu cuerpo peleaba la batalla. La manera en que cruzabas la pierna cuando te sentabas en la sala, tu paciencia al comer. Quién lo diría, hoy se volvió moda tomarse su tiempo para ello. No cabe duda que tú fuiste mientras nosotros íbamos.

Mi amor por tí se ha transformado. Antes mi voz te lo expresaba, hoy se ha apagado; con mis días expreso lo mucho que te quiero.

Negrito, hagamos un trato. Sigue dormido, disfruta esta tregua que el buen Dios te da, yo haré lo propio.

Negrito, hagamos un trato. Prometo seguir tu ejemplo y aprovechar cada día de mi vida...estoy segura que cuando despiertes tendré mucho más que contarte.




Te amo abuelo.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Ventanas


Cuando regreso del trabajo paso por donde está. No es muy grande, digamos de medida estándar. No la veo como un objeto, es un todo, es un alguien.

Forma parte de una estructura entrada en años, podría asemejarla con un viejo, con su cara llena de arrugas y su cabellera cubierta de blanco. Ahí está, silenciosa, meditabunda.

Nuestro primer contacto no tuvo mayor afán que un simple vistazo. Creo que la costumbre de vernos a diario ha hecho que nos volvamos amigas, que nos encontremos con gusto.

A veces me platica, sus cortinas abiertas dan pie a iniciar nuestra conversación. A veces la noto triste, retraída, se muestra gris como la tela que la cubre, que la guarda de las miradas pretenciosas de quien no tiene buenas intenciones.

Hoy estaba abierta, me envió un saludo al pasar, con un movimiento de cabeza correspondí.

Mi ventana y yo contemplamos el gris de la tarde, esperamos la lluvia caer. Mi ventana y yo te invitamos a pasar.

sábado, 4 de octubre de 2008

Mujer de Belleza del Alma

Piropos han sido pocos (los que realmente valen la pena remembrar). Este es uno de ellos.

Mujer de belleza del alma,
me dejas callado con tus palabras,
me dejas hipnotizado con tu canto,
dejas en mí tu confianza.

Cae la lluvia
y se posa en tu faz,
en tu faz
que brilla víctima
de tu savia;
de tu savia
ante un canto de dolor,
que lleva inmerso
dos notas de amor.

¿Qué es una estrella fugaz?
¿Quién inventó el inmenso mar?
¿Dónde guardo tu belleza incorpórea?
¿Dónde dejo este silencio total?

Cae la luna,
desafía tu mirada,
rodea tus ojos
el universo,
con un verso y un llanto,
cantado y callado
en un elemento.

Cómo decirte amiga,
que tu alegría,
contagia a mi poesía,
que tan sólo delira,
con tu vida en la mía.

Rimidalv

Esa mujer soy yo. Y de verdad es muy reconfortante verme desde los ojos de un excelente amigo.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Arráncame la vida

Catalina llegó a mí hace unos años. Su historia me llamó la atención. Por un lado me sentía indignada ante tanta ignorancia, tanta burla, tanta despesperación por meterme en su vida y hacerle ver que tiene mucho valor como mujer.

Las páginas y los años pasaron y ella se dió cuenta de ello. Yo me alegré en cada línea donde la leía sacar fuerzas y enfrentar al diario transcurrir de su vida hasta el momento en que el amor toca a su puerta.

Catalina se enamora y yo en sus palabras me encuentro. La furia de ese amor se ve oscurecida por su estado civil mientras adivino en sus palabras el final de la historia.

Ángeles Mastretta me regaló un vistazo a la vida de una mujer que bien pudo ser narrada en cualquier época, en cualquier ciudad. Ella eligió Puebla. Era 1985 cuando su novela vió la luz.

Este año, el director Roberto Shneider se arriesga a llevar a la pantalla una novela que en su época fue considerada light por hablar de mujeres, por haber sido escrita por una. Sin embargo, lo que realmente me preocupaba era la adaptación al cine.

Mi miedo era que no se llenara el papel, que le quedara grande a Talancón. Mi miedo era ver otro fraude con uno de mis libros favoritos. Cuando hicieron la Tregua lloré de decepción. Fue una bofetada a Benedetti ante una actuación inverosímil de una mujer que luce espléndida en las páginas para caballeros, no en el séptimo arte.

Para esta producción, Mastretta estuvo al pendiente del guión e inclusive al pendiente de las escenas de Catalina. Aún así, siento que quedó corta la actuación. A mi parecer Daniel Giménez Cacho bajó su ritmo actoral para no comerse a Talancón. La sigo viendo montada en su papel del Padre Amaro.

Tuve la oportunidad de saborear la historia en cine. La película no es mala. Dejo a tu criterio lo demás.

Toda una Diva

Al llegar a casa de mi abuela, y después del acostumbrado "traqueteo" como saludo inicial, le pregunté donde estaba mi abuelo, Se está bañando me respondió.

Mi hermana llegó unos minutos después y una visita inesperada también. Eran casi las 6:30 cuando mi abuela comenzó a alistarse para el evento. Tu abuelo desde temprano comenzó a arreglarse, está muy emocionado con lo de hoy. No era para menos, compramos los boletos hacía ya 4 meses.

Después de cruzar la ciudad con el típico tráfico de viernes de quincena y previo a un puente, llegamos al Auditorio Nacional. La gente vestía sino sus mejores galas, por lo menos decentemente para el concierto. Comento eso pues me he percatado que a eventos culturales la gente ha perdido las ganas de lucir bien, tal pareciera como si estos eventos hubieran perdido su glamour como para vestir igual que siempre.

Con todo y lluvia pudimos llegar a buena hora al lugar. Mi abuelo veía entusiasmado el Auditorio, Es grandísimo, me decía. ¿No habías venido aquí?, No hija, he pasado por fuera pero nunca había entrado. Está muy bonito. El corazón se me hizo chiquito. A sus ochenta y tantos era la primera vez que asistía a un evento en ese lugar. Ojalá que el espectáculo no lo defraude.

Mi abuela emocionada, mi mamá ni se diga. Incluso el amor que tengo con todo y su espalda adolorida se mostraba gustoso. No era Ennio Morricone o la ópera Carmen. El elegido fue alguien más popular, alguien al que sin duda, debe escucharse en vivo una vez en la vida.

El Divo de Juárez arrancó aplausos desde que su basta figura aparecía en el escenario. Los coros, los músicos, la mesa con agua al centro del mismo, todo dispuesto a una noche que prometía levantarnos un par de veces de los asientos.

La velada transcurría y las sorpresas aparecían. Una canción interpretada hace unos años por Cristian Castro era otra en la voz de Juan Gabriel y sus arreglos. Las canciones de Jose Alfredo y de su adorada Rocío Durcal formaron parte del momento emotivo del show, el patrio fue cuando más de 60 mariachis aparecieron por todos lados del auditorio haciéndonos sentir más mexicanos que nunca. Uno no puede evitarlo, llevamos a México en la piel.

Los aplausos ante cualquier indicio de baile por parte de la diva eran abrumadores. No es por nada, el tipo sabe venderse y muy bien. Mejor que ir a ver a un stripper, apenas y se sube un poco el pantalón para mostrar su tobillo y pareciera como si se hubiese desnudado en un santiamén. Ah pero eso sí, no aprende, sigue dando show al filo del escenario. Varias veces pedía al cielo Que no se caiga la muñeca, que no se caiga la muñeca.

La nota mala la dieron unos tíos que según cantan, Mazapán se hacen llamar. Ellos hicieron una aparición especial pues participan en un disco titulado Yo Amo al Divo de Juárez en el cuál interpretan No Tengo Dinero.

Para empezar, el vocalista tiene nombre de payaso, Pepepez, en segunda lo que ellos hacen no es música y por si faltara, cuando cantaron al lado de Juanga no entonaban ni en Do. Gracias a Dios fue momentanea su participación y fugaces en la memoria de los asistentes.

Me encantaba voltear a mi derecha y encontrarme a mi abuelo cantando, a mi hermana haciendo lo propio y a mi abuela agitando en alto el pañuelo blanco que nos entregaron minutos antes del concierto.

Llegó el momento del baile y mis adorados viejos se levantaron a acompañarlo, a aplaudirlo, a gozarlo y yo a ellos.

Tres horas y media fueron las que nos divirtió. En ese tiempo descubrí cuán feliz me hace ver a mis abuelos sonreír a pesar que la media noche nos alcanzó al llegar a casa.

Me divertí como nunca, Juanga no me defraudó. Un concierto más para borrar de mi lista.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Almost Lic.

Hoy es el día del periodista y mis cabecitas de algodón me llamaron para felicitarme... Es la primera felicitación como licenciada, me dijo mi abuelita...Bueno, no quise decepcionarla, ya terminé la carrera pero me falta el H. Título que me acredita como tal... ya que lo tenga, hombre, no me cansaré de presumirlo.

Me siento feliz, con una deuda pendiente pero muy emocionada por ese pequeño detalle.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Un mes como pocos

No, no, no. Lo dicho, me tenía que tocar y justo cuando las olimpiadas estaban en su apogeo, cuando ya planeaba las vacaciones anheladas, en fin. La mala racha tocó a mi puerta.

Todo comenzó cuando mi jefa me comunicaba su irremediable partida hacia las playas de Huatulco. Móndriga, pensé para mis adentros. Nomás vió que yo tenía planes en puerta y se quiso aprovechar de mi buena fortuna. Le vino a dar al traste con todos mis planes.

Total que hice tripas corazón y levanté la cara. Ya había meditado el asunto y con tele prestada me dispuse a disfrutar de las olimpiadas durante la jornada laboral.

Llegó el día y la primera medalla cayó en el contador. Después de derramar mis preciadas lágrimas (sí, lo sé... tengo corazón de pollo), de sentir el pecho henchido con tan plácida noticia, después de imaginar por un momento que sí se puede, sí se puede, llegué a la conclusión de que sólo fue un nubarrón de felicidad.

Al escuchar a las clavadistas decir que ya habían cumplido que se sentían satisfechas, que qué más le podían pedir a la vida dije, Oh my God!!! Con razón somos los del apenitas... pero bueno, ya pasó un mes, ya hice coraje a gusto.

Luego, llegaron las de oro que no saben cómo me puse. Los gritos de mujeres pariendo a las 7 am se confundieron con los míos celebrando las medallas. Cosa más primorosa. Al igual que las 2 de bronce fueron muy celebradas y otra vez, analizando los pros y contras del tan preciado metal y los atinados comentarios del Sr Hermosillo.

Por ahí todo parecía miel sobre hojuelas. La llamada fatal no se hizo esperar. A mi jefa la operaron de emergencia y ni sus vacaciones disfrutó. Karma, puritito Karma (les tocó mal tiempo en la playa). Yo tendría que quedarme al frente de la oficina por lo menos los 15 días que restaban de sus vacaciones. La jefa dejó su lugar por un mes.

Yo estaba más que atacada, por fin una buena oportunidad en lo que a mi profesión se refiere había tocado a la puerta y justo en ese momento el cosmos conspiró para que no pudiera despegar. No era mi tiempo, por fin comprendí. Sin embargo, fue una de las decisiones más difíciles a las que me he tenido que enfrentar. El corazón me dolió, me sentí defraudada, fastidiada, desmoralizada. Todo me salía mal.

Ahora sí me consumía el trabajo, y poco a poco acumulé el suficiente enojo como para que mi cuerpo se quejara. El resultado, estoy enferma.

Fue un mes difícil, un mes en que la vida me presentó diversas pruebas de las cuales salí airosa una y otra vez, un mes en que por un momento sentí que mi vida podría decidirse gracias a una sencilla palabra, sí o no.

Hoy puedo sentirme segura de que tomé las desiciones correctas y que no me arrepiento de ello. Le sacaré ventaja a esto y seguiré adelante.

Ese mes fue sólo el negrito en el arroz contra los 7 anteriores llenos de bendición. Quedan 4 meses, esta historia todavía no termina de escribirse.

miércoles, 6 de agosto de 2008

París, Je t'aime


Cuando llegué, me enamoré completamente de la ciudad, de su arquitectura, de su ambiente... Quién diría que una defeña se sentiría tan a gusto en un país en el que la gente es fría...Nunca sentí ese frío.

Platicaba con DemasiadoEgo en alguna ocasión y le decía lo rápido que me había identificado con ese lugar. He descubierto pocas personas adoptadas, digámoslo de esa manera, por alguna ciudad, pueblo, país, etc. al momento de visitarlo. No todos experimentan esa conexión. Yo me sentí francesa y no presisamente por un croissante et un caffè consumido una tarde en Les Champs Elysées.

La conquista tuvo lugar al salir de la estación de tren. Mi primer problema de comunicación: En la taquilla del metro no hablaban inglés (menos italiano) y con mucho esfuerzo compré mi ticket. De ahí en adelante todo marchó viento en popa.

Recuerdo que, con mis contadas frases previamente aprendidas, pude encontrar hotel, pedir direcciones, comprar y comprar souvenires jejeje y ganarme la preferencia de un vendedor incluso antes que unos compatriotas quienes desde hacía un buen rato esperaban ser atendidos por él... Yo creo ya lo tenían harto, de todo le pedían y no se decidían.

París me ofreció una visión nueva del mundo. Tantos planes, tantos sueños, tantas ideas y metas cruzaban mi cabeza en cada paso, en cada lugar visitado, en cada rincón. Me sentía poderosa, capaz de componer mi vida y la de los demás.

A mí regreso, todo quería obtener de mi lugar especial. Imágenes, música, películas, en fin cualquier cosa que me recordara esa sensación de pertenencia y poderío. Hasta la saga de Jason Bourne veía una y otra vez sólo por ver de nuevo las calles andadas. No se diga El Código Da Vinci... además de leerlo la película fue un must.

Hace poco encontré una nueva cara de París... Son 18 cortometrajes, 18 directores que, entre cuadro y cuadro, muestran por qué es la ciudad del amor. 18 formas de amar y ser amado, 18 maneras de decir Je t'aime y encontrar o no una respuesta inmediata.

Para mí, una excelente selección y el número perfecto en el juego del amor.



lunes, 4 de agosto de 2008

Security Trademark

Marty Mcfly (Volver al Futuro) aterriza en el año de 1985 pero en una dimensión paralela en la cual vive. Algunos aspectos importante cambiaron en su "presente" cuando, en el pasado, altera ciertas cosas que parecían insignificantes pero lo suficientemente grandes como para volver a su tranquila ciudad el área más peligrosa de todo el país.

Marty decide ir a su casa, corre por las sucias calles, brinca aceras, hasta que por fin llega a su domicilio. Un hombre de color le abre la puerta y comienza a aullentarlo a punta de escopetazos. El visitante huye despavorido mientras un helicóptero alumbra la calle y, al notar su presencia, lo ilumina cual prófugo de la justicia amenazando con atraparlo...

Así me siento yo cada vez que escucho el helicóptero de la policía de mi municipio, implementado como parte del programa de seguridad pública.

Todos los días la sirena del artefacto ese, la luz tipo bad boys y el escándalo, hacen de mis nervios todo un manojo. Entiendo perfectamente que las cosas ya no son como antes, que Atizapán es un municipio alto en índices de delincuencia en donde se han deshecho varias bandas de narcotraficantes, de secuestradores, etc. La verdad es que me da más miedo salir de mi casa cuando sobrevuela el helicóptero que cuando salen los rateros.

Hace algunos años, la colonia podía llamarse fraccionamiento. Hoy dejó de serlo para convertirse en popular. Recuerdo que en mi niñez, los niños jugábamos hasta altas horas de la noche y a lo mucho se llegaban a escuchar noticias referentes a algún accidente cerca de la presa Madín o en el periférico...

Hace unos días, mi hermana se topó con un tipo armado con una metralleta en pleno camellón en la colonia que está a un lado de la mía... en esa zona digamos, vive gente bien, clase media alta.

¿Qué nos sucede? ¿Cómo es posible que, de ser un lugar tranquilo para vivir hayamos bajado de nivel? ¿cómo es posible que siendo una colonia jóven, las calles se vean descuidadas, con fiestas hasta altas horas de la madrugada y con el sonido de balazos y arrancones en plena noche?

Lo cierto es que Volver al Futuro resultó aún más acertada que la realidad paralela a la que McFly se enfrenta. Ok, no vivo en los suburbios americanos pero sí creo que podría llegar a serlo.

viernes, 1 de agosto de 2008

Por el gusto...

Nomás por ver pasar el tiempo, por sentir la brisa del fin de semana golpear mi cabello después de cinco días de tortura extrema... nomás por eso, te la dedico mi querido lector anónimo...

Qué verdes son,
qué verdes son...
Tus hojas ¡Oh, Abeto!

(ya sé que ganas los millones... sigo esperando que te decidas a pagar)

Persépolis

Pensé que sería una mala película en caricatura... Vaya sorpresa que me he llevado al destapar la caja de Pandora.

Como cualquier niña de su edad, Marjane Satrapi es testigo de un cambio social y político que pone fin a más de cincuenta años de reinado del sha de Persia en Irán y da paso a una república islámica.

Los padres de Marjane la han educado diferente, ella lo demuestra a través de sus gustos musicales. Odia a los Bee Gees y se siente toda una liberal cuando consigue discos de Pink Floyd. Es una niña demasiado despierta para su edad, inteligentísima.

La guerra entre Irán e Irak se hace cada vez más fuerte y ella es enviada a Europa, allí conoce el amor, y se descubre a sí misma.

Un buen filme visto desde el punto de vista occidental en un entorno donde no sólo las burkas son signos de opresión a la libertad.


viernes, 25 de julio de 2008

Pequeño Tesoro

Se que estás muy pequeña y que no alcanzas a entender la luz que le das a mis días cuando te veo llegar.

Desde que supe de tí, un sentimiento tan cálido se adueñó de mi imaginación... Ya me veía consintiéndote como buena tía, ya me veía cargándote o cambiándote un pañal, durmiéndote en mis brazos... y hasta hoy he tenido la dicha de hacerlo.

Tus papás cambiaron tanto con tu llegada... ¡cómo no! Su pequeño tesoro les mostraría una nueva cara del amor.

¿Te digo un secreto? Cada día te pones más linda.

Hace unas semanas te dije que cumplirías dos años y con tu pequeño dedo me decías que no, que tenías uno... ja,ja,ja ¡Esos se empiezan a descontar después de los 30!

Mi niña, has ido creciendo en amor, sabiduría y con una risa que llena de luz el alma y corazón de quien la escucha.

Feliz cumpleaños!

Te quiero y mucho.

Getting a job

Pues ahí estaba yo, esperando el mensaje en el celular donde mi acompañante me avisaba de su llegada. Tres segundos más tarde, el aviso arribó.

Rápidamente tomé mis cosas y salí a su encuentro. Nos esperaba un largo día, habíamos decidido que lo emplearíamos en nuestro beneficio y qué mejor actividad que buscar trabajo.

Con currículums en mano, una buena presentación y todas las ganas del mundo nos dirigimos a cuanto medio impreso conocíamos. La esquina de la información sería nuestra primera parada.

Entre plática y plática comentábamos las últimas noticias sobre los compañeros de carrera. Fulanito ya está trabajando en tal lado, -¿Cómo crees? ¿Quién lo metió? -No tengo idea, pero de que ya tiene trabajo ni dudarlo. -Pues fulanita está embarazada -¿En serio? N'ombre... fue la generación de bodas y embarazos. (Entienda ud lector querido no era chisme, puro intercambio de información y como buenos periodistas hay que estar al tanto de todo lo que ocurre a nuestro alrededor).

Al salir del metro, las oficinas de La Prensa casi casi nos ponían alfombra roja para considerarla en nuestro andar. No quisimos dejar ningún cabo suelto y entramos.

Nos recibieron un par de oficiales. Buenos días, señoritas ¿ a dónde van? -Venimos a la oficina de Recursos Humanos, -¿Tienen cita? ¿Para qué asunto? -Queremos saber sobre las vacantes. -No hay vacantes -Bueno, podríamos hablar con alguien de recursos Humanos para que nos informaran sobre los requisitos de las prácticas profesionales? -Un momento.

Mi acompañante y yo ya estábamos a punto de voltearle un zape al tal azul. ¿Cómo es posible que ellos sean un filtro? Dudo mucho que estén capacitados para ello...En realidad su capacitación es precisamente, desanimar a la gente.

El guardia descolgó el teléfono, marcó la extensión y después de unos segundos se dirigió a nosotras. -Pues por el momento no hay nada para ustedes, no hay vacantes y si quieren dejar su Currículum pueden hacerlo aquí y nosotros lo entregamos allá arriba. -Preferiría hacerlo personalmente, señor. -No se puede, si gusta dejarlo y ya ellos le llaman cuando haya algo. Miré a mi amiga y con una mirada entendí que debíamos dejar el lugar. Agradecimos la (nula) ayuda, nos fuimos de allí.

En los siguientes cinco lugares que visitamos fue lo mismo. Todo por Oficialía de Partes, alias recepcionistas. Bueno, el ánimo cada vez decaía más.

Curiosamente, un día antes platicaba con un compañero de trabajo. -¿Y no has buscado en algo de tu carrera?, me preguntaba. -Claro que sí, todavía no ha salido nada. -¿Y dónde has buscado? ¿No me digas que por internet? -Pues, no te digo entonces. -No, Pily. Así no se busca trabajo. No hay como ir a cada lugar y que te vean tu linda carita para que te consideren y te llamen a una entrevista, me decía.

Sinceramente, ese argumento fue el que me convenció a darle toda la vuelta a Reforma y la Colonia del Valle. Y, aunque estoy convencida de que también por internet hay oportunidad de conseguir empleo, no descarté la posibilidad de entrevistarme con los encargados de reclutamiento; me llevé un palmo de narices cuando la enésima secretaria con chícharo en el oído me recibió mi CV.

Con hambre, cansadas y más decepcionadas que nunca, decidimos darnos una tregua y volver a nuestro hogar.

Hoy volví a la carga... claro, por internet y con más ganas que ayer. Sé que no será fácil pero lo interesante es lo que surja en el camino, esta prueba que estoy segura, muy pronto sortearé.

miércoles, 16 de julio de 2008

Wish List

Otro ciclo está por cerrarse, otra vez cambia el dígito que aumenta la edad. Este año parece que la vida me da una tregua.

Cada año es indispensable pensar en qué buenas cosas podrían ser los regalos perfectos para enmarcar el festejo, para no sentirse peor (cuando te da la depre) o celebrar el milagro de la vida. Que si un día de spa, que si un coche (o por lo menos el enganche para uno), en fin... cosas que nos hagan olvidarnos por un momento que los cambios hormonales, físicos y mentales se hacen más que evidentes.

Para mí, este cumpleaños representa no sólo ello, es como llegar a la cúspide de la juventud. Así es, los 27 es la perfección. Es el justo medio donde dejas de verte tan chica pero todavía lo suficientemente joven como para que siga la mata dando, estás a un paso de los 30 pero todavía te ríes frente a ellos a carcajada abierta, es el momento en que tu vida se define totalmente. Ya tienes una carrera, ya tienes un trabajo, es el momento de dar otro paso. Viene la cosecha de tanto esfuerzo, por ello los 27 merecen respeto.

Cuando me puse a pensar en qué quería para mí y después de analizar mi presente, pasado y futuro, decidí optar por cosas que mejoraran mi yo interior. Quiero sabiduría, templanza, paciencia, busco encontrar el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu. Lo demás, es mera vanidad...

Claro que a veces la vanidad en forma de diamantes, sesiónes láser para eliminar el vello indeseado, tarjetas prepagadas de regalo en tiendas departamentales o la Gandhi, pues como que también contribuyen a la felicidad (interior y exterior, que no le quepa duda) y al equilibrio ¡cómo no!.

El festejo es mañana. Si ud. decide sumarse a la celebración, cualquier donativo en besos, abrazos, llamadas telefónicas, etc. es bien recibido (también tengo terminal de ATM por si decide hacer una contribución a mis arcas). Vaya, con que se acuerden de uno basta, lo demás Dios dirá.

sábado, 12 de julio de 2008

El infierno de la Prensa

Un día desperté y me puse a pensar en cuán diversa es la gama de periodistas. Tiempo después la vida me golpea con guante blanco y me muestra una de sus caras.

En este video me topé con las etapas que algunos pasaron, otros están y otros veremos en nuestra carrera. La cosa es, permanecer fieles a nuestra profesión no dejándonos corromper con las vanalidades del mundo/ego en que vivimos

Kapu tenía mucha razón. Les dejo el link

El infierno de la Prensa

Saludos
Y llegamos a los primeros cien post del blog!!
Querido lector, únete a la celebración y regocíjate aún más pues este blog tiene para más!
Gracias por coincidir

miércoles, 2 de julio de 2008

Mi premio al Esfuerzo personal

Ja, ja, ja.

Tenía más de 15 días de no blogguear, de no checar el correo, vaya lo único que me interesaba era la final de la Eurocopa y que España ganara.

Además de tener boicot familiar (por aquello de que ya estamos todos de vacaciones, no deberías perder tanto el tiempo en el internet, mejor hagamos algo diferente), y de no ostentar una buena salud (no lo divulguen pero creo que son los achaques de la edad) hasta hoy caigo en cuenta que el buen Jesús Olague me nominó al premio al esfuerzo personal y que debía el post!!!

Mi nominación surge por dos razones:

- él fue nominado
- la excusa para nominarme fue que casi no actualizo el blog Toing!!! (está bien, acepto la pedrada)

El caso es que aquí correspondo al meme y nomino a todos los que están en mi lista de Recomienda-Blogs y que no lo hayan llevado a cabo.

En fin, cumplido y encargado, me despido!

Maléfica on line

Mire, Contador. Yo sé que ud cree que no es necesario el internet en la computadora de Recursos Humanos, pero la verdad, es que nos es muy útil esa herramienta. Podemos usar los diccionarios on line (ya que uds se niegan a comprar unos), podemos mandar la información mensual por mail o al sitio de la Secretaría, etc. Vaya, en realidad se podrían procesar datos con mayor rapidez puesto que tendrían que actualizar las máquinas y no tenerlas a medio suspiro como las nuestras.

Con todo y este verbo que me salió no sé de dónde, mi jefe sigue negado a poner internet en mi computadora. Digo, los diccionarios no son así que digamos súper indispensables, ¿Cuánto tiempo puedo tardarme en redactar un oficio del cual hay como 20 mil machotes? La verdad es que pensaba más en mi afición personal a los foros y el msg pirata; una "buena amiga" me pasó el link.

Un día llegaron los de informática. Los observé durante un rato y me decidí a atacar al gordito aquel a quien habían dejado solo unos minutos mientras sus compañeros iban a ver qué más tenían por hacer. Muy amablemente me presenté y le platiqué de mi situación, la verdad esperaba un rotundo NO cuando le propuse poner internet en mi máquina sin que se diera cuenta mi jefe. Je,je,je... no se negó.

Al poco rato llegó dispuesto a hacer "chanchullo" con mi pc. Click aquí, click allá, en fin todo estaba a punto para hacer mis sueños on line realidad, cuál va siendo mi sorpresa que mi máquina no estaba conectada ni siquiera a la red interna y para variar está demasiado obsoleta para soportar IExplorer Toing!!! Me dí por vencida.

Después de la remodelación un nuevo equipo se integró a las filas de mi oficina, está más nuevecito (es decir ya tiene windows 98) y ya está conectado a la intranet. Sigo esperando nuevamente la visita de los chicos de Informática para presumirles la nueva adquisición y ver qué podemos hacer al respecto... Y si eso fuera poco...(léase con tono de risa de Maléfica) JA, JA, JA... El messenger mejorará mi productividad laboral (otra vez Maléfica) JA, JA, JA.

Según una nota dada hoy en el noticiario Panorama Informativo 1ra edición, que se transmite por el 88.1 FM, se ha realizado un estudio, en universidades como California y Ohio, que demuestra que los trabajadores que utilizan la mensajería instantánea tienen menos interrupciones durante su trabajo que las que no las utilizan, mejorando así la productividad.

¿Ve ahora, Contador? No sólo estaré más tiempo sentadita en mi lugar haciendo como que trabajo, ahora hasta horas extras voy a cobrar y nada que se lo recrimine.



La Taquilla

"... La Taquilla, se acabó". La voz de Kermit se oye entrecortada, cortinillas de salida y dan paso al cierre del programa que con 13 años de transmisión, podría decirse fue el mejor programa de crítica de espectáculos en el cuadrante del FM.

René Franco, cuyo apodo cariñoso hace alusión al muppet más famoso de Jim Henson, dió hoy la noticia durante la 1ra hora de transmisión de su programa, la que muchos pensamos (o esperábamos) tardaría años en llegar.

Franco explicó que al parecer no hubo más lugar para su programa en la programación de la estación que los transmitía: EXA FM. Entre dimes y diretes de parte de los ejecutivos de MVS Radio y el creador de La Taquilla, llegaron al acuerdo y decidieron terminar con las transmisiones.

Horacio Villalobos, Hilda Isa Salas, Sergio Zurita y Kermit se despidieron por espacio de 2 horas del público quienes los seguíamos en cadena nacional de lunes a sábado.

Hoy decimos hasta siempre a un programa de discusión que no se basaba en amarillismo, que no incurría en provocaciones, se habla de un programa en el cual la crítica era con conocimiento de causa, vaya el background de los conductores no era como el de otros programas de espectáculos.

Nos quedan los buenos ratos, las críticas constantes a lo bueno, malo y feo del mundo del espectáculo, la cachetada con guante blanco a Gustavo Adolfo Infame ( o la nueva G.A.M. como proponía Zuri). Nos queda un grato recuerdo y estoy segura, que contribuyeron a aumentar la cultura de sus radioescuchas.

Buen viaje.

martes, 17 de junio de 2008

Adiós al rincón de los reprobados

Recuerdo bien la época de la primaria. Las juntas con los padres de familia eran mi deleite. Eso de que mi mamá se saliera del trabajo para ir a firmar mi boleta de calificaciones y a recoger mis diplomas por buena ortografía, eran lo que me hacían sentir como la divina garza en todo su esplendor.

A mi corta edad sabía que los dieces eran el premio gordo, que los diplomas eran geniales cuando los lunes en ceremonia a la bandera pasabas ante toda la escuela reluciendo tu primer lugar en ortografía a nivel plantel. Pero no para todos eran tan buenos esos días.

De las pláticas que recuerdo estaban aquellas en donde las maestras preocupadas hablaban de fulanito o sutanito diciendo que no aprobaría el año escolar.

A medida que fui creciendo, era más notoria la cara de histeria que las madres ponían cuando a fin de año la maestra les decía: Señora, su hijo tiene que repetir 1er año por que no está lo suficientemente maduro, por que no ha aprendido bien a leer o por que simplemente non capisca niente. En fin, mares de lágrimas suplicantes y sollozos de parte de madre e hijo terminaban por hacer sentir a la profesora la mujer más mala del mundo. Con todo y los argumentos que ella pusiera en la mesa en pro del desarrollo educacional del infante, los portazos eran el punto final a tanto drama.

Desafortunadamente para las "malas maestras" y afortunadamente para aquellos burros asintomáticos y madres, cuya pena de tener un hijo con orejas de burro es peor que quedarse sin ver la novela de los panaderos esos, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció con bombo y platillo que pondrá en marcha un método en el que se propone que no halla más niños reprobados.

Sí, el chistecito este tendrá lugar en 5 mil escuelas "experimentales" a partir del próximo ciclo escolar. El asunto es el siguiente: la forma de evaluación ya no consistirá en “calificar mediante números o cantidad” el desempeño de los alumnos del nivel básico, sino que se establecerán “criterios de desempeño mínimo por grado o asignatura”, para así poder transferir al estudiante a otro nivel sin que exista la posibilidad de que repruebe.

¡Oh my God! Osea...¡por eso estamos jodidos! Se espera que en 10 años haya resultados (¿buenos? ¿malos?) de estos niños pilotos. Si estamos hablando de criterios de desempeño mínimo ahora en lugar de 5 minicuentos que se supone leen al año (por que me han tocado mamás que los leen para luego platicárselos al hijo), serán las reseñas de los mismos lo que les exigirán. Ahora de verdad no habrá motivos para sacar un 10 real. Disculpe ud Srita. Vazquez Mota pero está volviendo (más) flojos a nuestros niños, intelectualmente hablando.

No, no me parece buena idea. Por algo la Pedagogía y los maestros normalistas tienen su razón de ser. Por algo se preocupan (algunos) por impulsar a los niños a dar lo mejor de sí en su educación... Por algo el hecho de reprobar no es una pena máxima sino algo que va en pro de un mejor desarrollo intelectual en los pupilos... Ja! pactos académicos... ahora sí se la bañaron.

viernes, 13 de junio de 2008

Mendigando

Chunk! El sonido del reloj checador impimiendo las 14 horas en mi tarjeta indican que el día ha terminado. Estoy dispuesta a relajarme durante la tarde, en casa una película me espera.

El transporte hace de las suyas como siempre, le encanta jugar con mi tiempo...tengo más de media hora esperando y nada. Para colmo de males, el calor sube y la sombra de un par de ficus fue eliminada por quién sabe quién hace un par de semanas, lástima, habiendo tan pocos árboles y que los hayan mutilado.

Por fin hace aparición mi verde carroza. Tomo mi asiento y me dispongo a iniciar la meditación reglamentaria para que no me desespere durante el largo trayecto hacia mi hogar.

El primer semáforo trae consigo a un hombre de mediana edad, pantalón de mezclilla y camisa azul marino. Se sube al camión y con cara de amargura comienza a relatar su historia. Es padre de unos gemelos quienes desgraciadamente sufren de cáncer. Él se ha quedado sin trabajo y por consiguiente sus hijos sin servicio médico. Necesita ayuda económica pues sus pequeños van en la segunda ronda de quimioterapias. A pesar de encontrar apoyo en uno de los hospitales que está ubicado en Tlalpan, no le es suficiente para pagar el servicio que reciben sus hijos. En ese instante, su mano derecha urga el bolsillo de su pantalón. Con un poco de temblor en su mano muestra la fotografía de sus hijos. Dos regordetes bebés sentados sobre una cobija en un jardín. ¿De verdad serán ellos? me pregunto.

Poco a poco va pasando por todos los lugares esperando recibir una cooperación, solo algunos acceden a ello. La carroza verde se detiene y él desciende del camión.

Tristemente me dí cuenta que me he vuelto indolente ante este tipo de circunstancias. La verdad cada día me cuesta más creer en las historias mendigantes de la ciudad. Que si no es un deshauciado, es un funeral, que si no es una hernia, es un ex convicto tratando de reincorporarse a la sociedad. En fin, pretextos hay muchos sin embargo ¿cuántos de ellos son ciertos? ¿cuántos justos pagan por pecadores?

Muchas veces he estado tentada a preguntar por el caso en cuestión. Si le hace falta trabajo, por qué no decirle que yo le doy una chambita o lo recomiendo con alguien que sepa le hace falta ayuda, digo algo es algo.

Recuerdo la última vez que me decidí a donar unos centavos a un hombre que era guiado por su hijo en el metro. El papá del niño era "ciego" y con una canción pedía a cambio unas monedas. Mi buen corazón se hizo chiquito y aportó para su causa. Desgraciadamente para mí ¡Oh, ilusa!, el metro no avanzó hacia la siguiente estación y pude ver cómo el hombre se levantaba los lentes, contaba las monedas y con un zape le indicaba a su hijo por dónde caminar. Ya no se apoyó de su hombro, caminó junto a él.

Después del papá de los gemelos, recordé el ciego incidente. Volví a reafimar mi rotundo NO a los méndigos mendigos.

Sin embargo, hay cosas que hacen sentir al corazón reconfortado por hacer el bien, por dar y recibir caridad (no limosna). Desde ceder el asiento, llevar ropa a las casas hogar, hasta dar una simple dirección son actitudes que generan paz interior y gozo al alma. Bien dice el dicho, si un hombre te pide un pescado, enséñale a pescar.

miércoles, 4 de junio de 2008

To eat or not to eat...

¡No me gusta cómo me siento, ya no me queda mi ropa!... Mi chiquis se vé al espejo y su carita se pone triste.

La veo y me veo a mí misma, sufriendo día a día por verme como la espirifláutica esa que es estrella en la novela de moda, o la otra que cualquier cosa que se ponga encima le sienta bien.

Además de luchar contra el peso, la ingesta exagerada de carbohidratos y la terrible mini-cintura que las tiendas ofrecen a lo que dicen es la talla 8... uff! creo que es más fácil volverse bulímica, anoréxica o de plano súper obesa, antes que correr la Nike 10 kms y llegar al peso ideal.

Decida, con el outfit propio para la ocasión y con el corazón henchido en determinación, salgo a recorrer las calles de mi colonia... un, dos, un, dos...tres metros y tengo qué descansar.. No me rendiré.. un, dos, un, dos. Otros tres metros y nomás no congeniamos la pista y yo... Cachi, cachau... como el Rayo Mc Queen intento dar mi mejor esfuerzo y no. Definitivamente las carreras y yo no congeniamos.

Frustrada con el intento de ejercitarme decidí comer bien...bueno, aprender a hacerlo. Pero ¡qué difícil! Mi chiquis cuando llega de la escuela me hace ojitos y yo como buena hermana cedo ante los ruegos de vamos por unos tacos... La culpa me atropella cuando leo la carta...Es mucho para cenar, es demasiado queso... ¡Me da un alambre vegetariano!. Así por lo menos no me sentiré tan mal.

No, no no. Esto no está funcionando, la actitud es lo que falla. Un par de días en un buen régimen y logré sentir cambios. No puedo ser tan débil....He de lograrlo.

Hoy por hoy la ciencia ha avanzado en mil y un fomas para eliminar esa llantita que tanto nos acompleja. Mil y un productos maravilla se ofrecen a los telespectadores. Desde una faja acomoda-kilos, hasta las pastillas quema-grasa de un reconocido laboratorio médico cuya patente encontró su símil en unas más baratas (por cierto, no las vende el Dr. Simi). Lo cierto es que todo radica, como dije en la actitud (y ahora en los reality shows donde perder kilos es lo que cuenta).

Fundación Televisa ha creado "Sentirte bien contigo", Discovery Health trabaja la "Idea Verde", en fin, pretextos para volver a dejar de comer mal ya no tenemos. Sin embargo una ayudadita nunca está de más, por ejemplo:

-En vez de hacer 2 horas al trabajo en camión, podríamos tener uno más cerca e ir en coche.
-En vez de llegar a ver la tele, podrían propiciar un canal de ejercicio con pilates, yoga, y aeróbics como antes en el 9. Total si ven el CVDirecto, quién dice que no sería un éxito el que propongo.
Si yo sueño con ser espirifláutica, por qué no soñar con que esto también se puede.

jueves, 29 de mayo de 2008

La Visita

Por fin se llegó el día. Los manteles largos, los listones listos esperando a ser cortados por él y nosotros, ya con el convenio de que la taquiza comenzara a la 1 pm.

Desde muy temprano el comité de secretarios particulares y anexos se dieron cita en el lugar. La última inspección antes del evento para que todo saliera a pedir de boca.

Un macetón por aquí en la entrada, unas tarimas por acá para los medios, todos bañados y perfumados, los uniformes relucientes. Nadie se quejó, al contrario, las bromas desde hacía varios días habían hecho aparición. ¡Acuérdate de remojarte en alcohol! Se escuchaba a la hora de la salida un día antes. Todo para que el Jefe de Gobierno del Distrito Federal pudiera ver que, por muy humilde que sean los trabajadores, también tenemos nuestro corazoncito.

Unas amigas mías a quienes el Jefe no les simpatiza ni tantito, llegaron vestidas de azul. Desde hacía varios días venían planeando cómo hacerle notar su antipatía y descontento hacia el partido del gobernante. El tono fue la solución.

La visita estaba programada para las 10 de la mañana. El boletín de prensa se había elaborado con días de antelación. Mi misión (que gustosa decidí aceptar) era entregarlo a los medios.

Después de un poco de maquillaje y unos tacones que resaltaban mi nada despreciable chamorro, los comentarios no se hicieron esperar. Que si hay que hacer eventos así más seguido, que si este año sí salgo y si no organizan rifa, que aunque no se vendan los boletos los regalan para que así sea... en fin. Yo no tengo la culpa que las trabajadoras no tengan tanto estilo como yo (jaja).

Finalmente el tiempo estaba encima y el reloj pasaba de las 10. Todavía no llegaba el Jefe. El personal comenzaba a aglomerarse a la entrada del hospital esperando poder tomarse una foto con él. La verdad a mí se me hace una tonteria. Algo así como si por ósmosis uno fuera a ser bendecido por los dioses y los favores de él recayeran en uno sólo por un instante Kodak.

Corrí al lugar donde se encontraban los medios. Después de presentarme les entregué el parte de prensa y sin darme cuenta comenzaron las preguntas. Qué fue lo que se remodeló, cuánto tiempo duró la remodelación... etc. todo ya venía en el parte de prensa. Una pregunta no la supe contestar y llegó la Jefa de Enseñanza para hacerme segunda durante la entrevista. Ella la finalizó.

Al llegar el Jefe, la gente reventó en aplausos. Flashes por aquí, por allá. Incluso los medios le gritaban: ¡Marcelo! ¡Carnal! con el afán de conseguir una buena foto. Unos instantes después comenzó el recorrido por el hospital y acto seguido una pequeña conferencia.

Primero el Secretario de Salud y luego el Jefe. hora y media de charla que no sentí con los tacones de 10 cm que calzaban mis pies... y no precisamente por la emoción de verle, la adrenalina generada mantenía mis terminaciones nerviosas casi sedadas.

Al terminar el evento la gente se arremolinó a un lado del Jefe con tal de obtener la codiciada foto. ¿Adivine usted quiénes fueron las primeras en tomarse la foto? Acertó... aquellas vestidas de azul estuvieron durante todo el evento en primera fila y hasta beso de Judas le propinaron al susodicho. Creo que siguen sin lavarse las manos.

Mientras tanto, yo comenzaba a sentir los estragos de los zapatos. Corrí a mi oficina y me encerré durante unos minutos. Ya podía retirarme el glamour, total el evento había terminado.

La celebración estuvo por demás entretenida. Los alcoholes estuvieron a cargo de uno de los choferes y sus amigos en el cuarto de máquinas... yo también participé de su festín. Mi Jefe estuvo acosándome un buen rato y para evitar que bailara conmigo (y que su segunda al mando se diera cuenta) preferí entrarle al Tequila antes que terminar en el archivo muerto.

Llegó la hora de la salida y emprendí la graciosa huída. El fin de semana comenzaba a sentirse.

El lunes a primera hora fuí llamada a la oficina del Director. Me preguntó si estaba inconforme con algo y yo respondí que no. tu ya sabes el por qué de esta reunión ¿verdad? -No, respondí. -Deberías saberlo, con lo publicado el fin de semana. Me quedé de a seis. Pues ¿qué pasó?

Dos medios escritos hicieron su labor dando periodicazo al evento del hospital. En la nota salía mi nombre completito, con todas sus letras (no recuerdo ocasión en que de verdad hubiera querido tener un apodo) y el de la Jefa de Enseñanza. Según lo redactado, ella y yo somos trabajadoras inconformes y nos quejamos arbitrariamente tanto de las autoridades como del sistema de Salud. El resultado, nuestro director planeaba poner nuestras cabezas en bandeja de plata.

Miles de ideas pasaron por mi cabeza. Que si es una ofensa, que si préstenme una máquina para buscar la nota, que si me corren qué hago... el director habló largo y tendido para finalizar con un yo tengo que dar la cara en este asunto.

Ese día estuve de lo más indignada. Primeramente por que el director afirmaba que en la nota se decía que el boletín de prensa provenía de parte de trabajadores inconformes, y en segundo lugar por que no me parecía ético que se hubieran aprovechado de un par de declaraciones para tergiversar la situación. Mi cabeza estaba en juego y los redactores ni por enterados.

Al día siguiente el secretario particular del Secretario de Salud se comunicó al hospital. Sólo le pidió al director que hablara con sus trabajadoras "inconformes" para que no se repitiera esto. Todo quedó aclarado.

Hoy conservo mi trabajo aunque el chisme ya se corrió por radio pasillo y como que me miran con recelo. Ja! lo que pasa es que a mí sí me dedicaron dos párrafos completitos en uno de los periódicos de mayor circulación.

Lamento enormemente que para dar una nota se hayan tenido que valer de una artimaña tan vieja como lo es manipulación de la información. Y peor aún cuando podría referirlos como colegas míos. ¿Dónde quedó la ética del periodista?

lunes, 19 de mayo de 2008

Con 2 nominaciones... el meme!!

No es por nada pero la verdad me sorprende que me nominen para estas cosas jajaja... Y bueno, DemasiadoEgo y Chilosa tuvieron la fabulosa idea de incluírme en su listado negro. No me queda más que cumplir con honor.

No espere largas explicaciones, a estas horas y con el gripón que me cargo no doy para más.

Instrucciones:

-Se guarda el premio con el enlace correspondiente de la persona que te lo ha concedido.
-Poner las reglas al blog
-Compartir seis cosas o valores importantes y seis que no
-Elegir a seis personas o más.
-Avisar a los galardonados dejando un comentario en su blog

Bien, los valores o cosas que considero importantes:

-La Honestidad
-El buen humor
-Serenidad
-El compromiso.
-La Tolerancia
-Caridad.

Aquello que nomás no me gustan o no valoro:

-La mentira
-El egoísmo
-El trabajo por encargo (mejor definido como memes jajaja... disculpen la honestidad, la verdad me chocan. Culpe ud a mis 5 minutos este post)
-La egolatría
-Las envidias
-Los malos chistes y que no me compren otro hot dog...

Ahora si... la dulce venganza... Haga méritos, se siente re bonito salir nominado.

Pásele por su premio cuando lea su nombre:

- Nidia
- K
- Miss Neumann
- Geor
- Claudette
- R. Arce
-Mención honorífica a Don Abeto (lo espero por mail)

viernes, 16 de mayo de 2008

Treinta y tantos

Querido Cuñado:

Son tantas las anécdotas que tengo por contar de tí, muchas de ellas se deben a las que tu familia me ha platicado... Que si te gustaba cargar hasta con los cuchillos mientras tu madre andaba contigo a cuestas haciendo las labores del hogar, que si tienes una rara afición por una integrante de Timbiriche, que si siempre has sido muy sangrón, que si sólo tomas agua Perrier,etc etc...

Nunca me he considerado parte de tu selecto grupo de amistades, sin embargo de una extraña manera has conseguido que te tenga un poco de aprecio (bastante creo yo)y no creo equivocarme cuando pienso que no te soy tan indiferente jajaja... Hasta el Tante Auguri ha sido interpretado para tu cumpleaños... mira que pocos (dos en realidad)son los que se cuentan dentro de mis VIP cuando de cantarles en italiano se trata.

Has sido y sigues siendo un luchador en potencia, la vida te ha sonreído de una manera excepcional, te ha llenado de dones de los cuales la fotografía es uno de ellos. Tu familia te adora y tu hermano se llena la boca de orgullo cuando me habla de tí.

Hoy tu cabeza se llena de blanco, casi casi caminas de lado jajaja La cantidad de años se empieza a notar más y más en ese mechón que cubre tu frente. Quien te dijo que era sexy cometió craso error.

Lo cierto es que se llegó la fecha. Un dígito aumentó en la cuenta de la edad. Que esta nueva oportunidad siga llena de retos, satisfacciones...de los viajes ni hablo... esos siempre te los procuras.

Se te quiere mucho y lo sabes...TANTE AUGURI!!!

jueves, 15 de mayo de 2008

Al maestro con cariño

Dicen que te estás muriendo, que tu luz se está apagando... cuando lo supe un escalofrío recorrió mi cuerpo.

Son pocas las personas que a lo largo de nuestra vida nos dejan una huella. Tú no solamente la dejaste con tu enseñanza, con tus conocimientos sobre la lectura, con la magia que le imprimías a tus cátedras... nunca me cansaré de repetir que fue, gracias a tí, que mis letras siguen cobrando vida cada vez que rememoro tu voz pausada, tu calma al leer las de aquellos que con fervor seguíamos tus clases.

Dicen que preferiste no volver a la escuela, que prefieres la soledad. Yo no olvidaré tus ojos el día que fue la entrega de diplomas de nuestra generación... Algo en tu mirada expresaba más que orgullo. No lo niegues, te encariñaste con nosotros... fueron muchos tus favoritos.

Yo digo que eres y serás mi favorito. Que nunca me alcanzarán las palabras (escritas o habladas) para darte las gracias por aparecer en mi vida, por contagiarme de vida cada vez que una página en blanco se muestra ante mí.

Gracias maestro, gracias Acuña.

viernes, 2 de mayo de 2008

Mi chica de humo!

¡¡¡Qué salga a buscar, qué salga a buscar!!! Ese era el grito de guerra aquella calurosa tarde. Éramos una veintena de niños. Tendríamos entre 5 y 12 años. Las escondidas, La Roña, Hoyitos, La Traes, etc. formaban el listado de juegos con los que nos divertíamos hasta que una voz en cuello nos recordaba: al día siguiente también había escuela.

Los más grandes cuidaban (sin querer) a los más pequeños. Si corríamos debajo de la acera, ellos con un chiflido nos "echaban aguas" cuando venían los coches, si nos lastimábamos eran los primeros en correr a las casas a llevarles el chisme a sus mamás y luego a las de los heridos en cuestión. Pero cuando eran vacaciones, ellos eran los alcahuetes al pedir permiso hasta media noche...total, nomás un ratito más, decían.

Con los años nuestros juegos se llevaban a cabo con otras intenciones; cambiamos de La Roña a La Botella, de Las Escondidas a Las Encontradas... pero ese es tema de otro post.

En fin, esa tarde jugábamos Encantados. Tres de mis vecinos mayores son hermanos: dos mujeres y un hombre. Toño se llamaba aquel. El encantador era uno llamado Mateo. A mí me había tocado muy pronto y quedé encantada frente a Toño quien estaba recargado en el auto de su papá.

Yo inmóvil cual esposa de Lot, lo miraba contoneándose al ritmo de esa canción. No olvido su pantalón de mascota verde de la secundaria, su pelo ondulado y encogiendo un pie como el intérprete de la melodía.

El encanto duró poco tiempo. Lo suficiente para que esa escena quedara grabada en mi memoria musical. Toño me miraba con ojos de hermano mayor mientras me cantaba...Yo me enamoré.

¿Y quién te crees que eres tú, siempre tú, siempre igual... si siempre está todo mal.? Ahhh me entiende, me tantea... Ahhh se enciende, coquetea, se evapora... y yo qué sé dónde va, dónde vive... y todo está mal, y siempre es igual. Y yo qué sé yo no soy detective. La paso fatal... Mi chica de humo.

De pronto se escuchó a alguien decir que ya se había encantado a todos los jugadores. Corrimos a la "bas" y comenzamos de nuevo el juego. Él siguió cantando y yo en lo propio. Mi memoria me remonta a ese día cada vez que, remasterizada o no, suena esa canción. Mi niña y yo, seguimos siendo felices con ese primer flashazo del amor.

jueves, 17 de abril de 2008

Historias de Hospital II

Muchas veces creo que en el hospital las relaciones se dan como en los foros de cine o las novelas... tanto tiempo dentro del mismo lugar, en donde muchas veces ser muy open mind, afecta el corazón y la mente. Perder el piso es fácil y aún más cuando todo te lo ponen en bandeja de plata. La carne es débil, qué tanto es tantito, ni quien se entere, ojos que no ven...etc. siempre hay una buena excusa para ceder.

Esta narración vuelve a tener tintes meramente demostrativos...si se volvió a sentir identificado, espero su historia... podría ser estrella en este blog.

Ella era joven, se tuvo qué casar. Su primer hijo lo tuvo por ahí de sus 17 primaveras, una hija completó el cuadro. El tiempo pasó y la relación no maduró, vaya ella tampoco se sentía a gusto. Se fue. Cuando entró a trabajar al hospital lo conoció a él. La atracción fue casi inmediata el problema (para ella), es que era casado.

Poco a poco las pláticas fueron más frecuentes y la atracción más que evidente. Los problemas en el matrimonio de él pesaron demasiado y se fue de su casa. Ella lo recibió con los brazos abiertos. Claro, nada iba a ser sencillo, y no precisamente por las habladurías de la gente, en el trabajo, en la familia, los amigos... Ella puso sus condiciones: él tendría que dejar de ver a sus hijos de ese día en adelante. Y así fue.

Los años pasaron, los hijos de ambos crecieron y el ultimatúm cedió un poco, ella se encargó de que los únicos hijos existentes para ambos fueran los suyos y ahora más cuando la primera nieta nació...

Hoy, él sigue viendo a sus hijos, de vez en cuando hacen su aparición por el hospital, obvio... su pareja no tiene por qué saberlo, aunque Radio Pasillo se lo informe.

De su amasiato han salido cosas buenas (nuevamente ella es la afortunada); como buen doctor, su salario le permite darse ciertos lujos y de paso a su pareja. Hace dos años viajaron a Europa para festejar los 50 años de él y estuvieron por allá poco más de un mes. Los tiempos compartidos en las mejores playas son explotados cada año.

La situación en el hospital con ellos es por demás con pincitas. Durante los festejos del trabajo, el día del médico, el de la enfermera, etc. él no puede aparecer sólo, bailar ni se discute. Sólo con ella. A veces es triste verlo sentado un buen rato o molestando al contiguo para evitar aburrirse... Cuando ella se retira, le dá vuelo a la hilacha y le saca viruta al piso; nadie hace comentarios al respecto acerca de sus habilidades en la pista de baile, todas se tornan hacia su concubina y la estúpida forma de dominarlo.

Yo digo que es lista... bien dice el dicho, ladrón que roba a ladrón... ella en espera de no encontrarse una igual o en versión corregida y aumentada, cuida muy de cerca lo que tanto trabajo le costó conseguir.



martes, 8 de abril de 2008

Historias de Hospital

Si busca su nombre, ni se moleste, no revelaré mis fuentes... Si se siente identificado con alguna situación, es mera coincidencia.



Eran los primeros días de Agosto del 2001. Recuerdo bien que después de muchos exámenes, cartas dirigidas al H. director de la Secretaría de Salud y anexas, por fin tuve en mis manos el papel que determinaba mi base oficial en ese hospitalito donde, por poco más de 10 años, mi madre laboró. Esa chamba era mera herencia.

El primer día quise causar una buena impresión. Claro, que pasen unos meses y después saco el cobre, reí para mis adentros. Las faltas, los retardos, las "checadas clandestinas" de la tarjeta de asistencia, tendrían que comenzar a brillar después de los 6 meses 1 día pues en tal fecha causaba mi primera gran antigüedad laboral.

De pie junto al reloj checador de la entrada, un hombre bajo, moreno y feo, con cabello rebelde, me miró muy "amablemente" y me saludó ¡Buenos días, señorita! Con una mirada de pocos amigos y una sonrisa a medias correspondí a su saludo. Quien iba a pensar, minutos más tardes me lo presentaban como mi jefe.

La relación laboral y amistosa fue creciendo con el paso de los días. Para cuando cumplí el mes ya tenía varios cómplices y un par de amigos. Las horas del almuerzo representaban el momento cuchicuchesco del día. Afuera del hospital, lejos de los muros parlantes y radio pasillo parecía como si estuviera trabajando en un caso para la araña. No había día en que un chisme de cama no fuera comentado y para muestra un botón. Mi adorado jefe, con todo y su poca gracia tenía su encanto. Vaya, admiradoras no le faltaban. Patanazo, pensaba yo.

Las hormonas a flor de piel, la calentura a todo lo que da, el roce de las manos en un claro coqueteo entre médicos, enfermeras, administrativos y anexos; la adrenalina pura del fruto prohibido corriendo en jornadas de 8 horas los 365 días del año.

De repente los símiles. El hijo de fulana se parece al doctor sutano, el "socio" del doctor perengano sale de trabajar cuando éste comienza su labor... claro, la susodicha de ambos ni sufre ni se acongoja. Las peleas por su corazón están sangrando ambas carteras... No es por nada que ya trajo coche nuevo.

El lugar predilecto de los amantes es Rayos X. El foco rojo ayuda bastante. Uno de los doctores se sintió bastante triste el día que la técnica decidió jubilarse. ¿Tengo que devolver mis llaves?, expresó el día de la comida de despedida.

Radio pasillo trabaja al mil. Yo me había librado hasta que cumplí dos años.

El día que me enteré de mi acostón no fué ni con el más guapo ni con el más feo, tampoco ocurrió en Rayos X. Un chico dos años mayor que yo acababa de entrar a trabajar a la farmacia. Siendo los dos bstante amigueros congeniamos rapidamente. Él tenía novia (la hija de la delegada sindical) y yo, vivía las mieles del primer año con el amor que tengo. Nuestro fugaz encuentro sexual se llevó a cabo una tarde cualquiera teniendo como escenario las cajas del archivo muerto.
Guacs!!! Ni por muy bueno que estuviera el galán, me hubiera dejado seducir en ese lugar. De perdida en la cama 19 que está muy escondidita del resto del hospital ¿no? Digo, hay niveles.

Hoy, a 6 años de trabajo, las historias de hospital van llenando mi memoria, puro chisme diria yo. Pero de que es bastante truculenta la manera en como se entretejen las historias (además de las enfermedades venéreas, los abortos que nadie tuvo y los hijos legítimos de unas, ilegítimos de otros), demuestran que mi trabajo podrá parecer sencillo, pero cada día me sorprendo más con lo que aprendo del ser humano.

martes, 1 de abril de 2008

La herencia de Rockdrigo

Hace mucho años y por azares del destino, el famoso rockero Rockdrigo González murió durante el temblor que azotó a la ciudad de México en el año de 1985. Una tragedia para aquellos que fielmente le seguían.

Su música trascendió y fue marco de inspiración para las nuevas generaciones. Así también su legado familiar.

Rockdrigo tuvo una hija a la que llamó Amanda Lalena. Hoy ella decidió incursionar en el ámbito musical, siguiendo el ejemplo de su padre y tratando de marcar huella con una mezcla de cumbia-rock-pop-performance-kitsch* que ella ha titulado como ANARCUMBIA.

Puede sonar bizarro e incluso divertido el título de las canciones que Amandititita (su nombre artístico) interpreta. Para muestra un botón... Uno de sus primeros hits se titula la Mataviejitas ¿le suena? Si todavía no la ubica le dejo la letra de su nuevo sencillo titulado Metrosexual...

Juzgue ud mismo... ¿es música? ¿es nada? ¿es la nueva era después del ataque inminente del reaggetón?

Cuando nos conocimos, no podiamos creer que fueramos tan similares. No es una casualidad enorme que habiendo tantos colores de tinte, los dos trajeramos, rubio cenizo caoba?

Tengo un novio metrosexual, usa extensiones, no se deja de peinar, en todos los espejos se tiene que mirar. Va al gimnasio hasta en navidad.

Metro, metro, metrosexual Metro, metro, metrosexual

Se sabe vestir y como caminar, pestañas enchinadas, menton maquillado, tiene todo el cuerpo operado, tiene todo el cuerpo depilado: pectorales, la barbilla y los labios inyectados. Palazuelos es su amigo y van juntos al bronceado. Si le tomas una foto posa como Gabriel Soto. Él está circuncidado, es fanático del Botox.

Metro, metro, metrosexual Metro, metro, metrosexual.

Duerme en una cama solar y sueña con montar un spa, hace pilates al despertar y spininng despues de desayunar.

Metro, metro, metrosexual Metro, metro, metrosexual

Yo creo que esta obsesionado. El dice que esta muy arrugado. Yo creo que esta muy delgado. El dice que esta engordando. Lo veo muy demacrado, se me hace que está vomitando.

Metro, metro, metrosexual Metro, metro, metrosexual.

Nadie entiende su lado femenino, es un hombre que se quiere ver divino.

Una vez estuvo en prisión, lo arrestaron por robar productos de Avon.

Metro, metro, metrosexual Metro, metro, metrosexual, tengo un novio metrosexual.

lunes, 24 de marzo de 2008

Miradas, nada más

Me gustas... por tu mirada inquisitiva y víctima del estrabismo diestro digamos que como de reproches de ayer...Mamacita!!!
Enríque Muñoz.

No es difícil imaginar que siendo una espectacular belleza autóctona como lo soy, sea víctima de cierto tipo de miradas... no es por nada pero tengo buena pierna.

Resulta que mi calidad de mujer me hace blanco fácil de piropos, chiflidos, miradas que desvisten y hasta recibir un manotazo en mis pompis de campeonato por parte de un cuate que paseaba en bicicleta un día regresando a casa de mi abuela. En fin, ser PRECIOSA no es sencillo.

Hace unas semanas la noticia se difundió. Una nueva ley entra en vigor, aquella que defenderá al sexo "débil" de miradas profanas, de insinuaciones con el iris, de vistazos que muestren las más cochambrosas intenciones provenientes de la mente del observador en cuestión.

¿Puedo cantar victoria? ¿Puedo subir los brazos al cielo y exclamar un por fin se nos hará justicia? No lo creo.

Desde mi punto de vista esa ley no tiene pies ni cabeza. Ok, estoy de acuerdo en que hay veces en que uno se siente violada por la forma en cómo te miran, pero no por ello vas a demandar a quien te vió así. Digo, qué tal si el cuate ni te está viendo feo, qué tal que se le va un ojo y en ese momento cuando su córnea buscaba el sol coincidió con tu mirada, que tal que venía en la calle caminando y simplemente traía tanta cosa en la cabeza que al momento de cruzar miradas te vió feo y tu ya sentiste que era ofensivo.

No, no no. Para que esta ley funcione habrá qué delimitar muy bien el término libidinoso en lo que a materia femenina respecta. No me imagino que se pueda demandar a un completo extraño nomás por verme feo, o al cacharpo del micro, o a un bolero en plena calle.

Para que esta ley funcione deberá puntualizarse que las mujeres somos por demás "sensibles" y que muchas veces nos tomamos las cosas tan pero tan a pecho que en verdad tergiversamos el significado de los hechos.

Hoy por hoy, el respeto es lo que alabo, las ganas y la necesidad de mejorar el nivel de vida moral de la mujer en la sociedad. Hoy por hoy creo que todo esto empieza desde el hogar. Bien dice el dicho "cría cuervos..." así que, empecemos por educar a nuestros hijos como hombres que el respeto es el resultado de ello.

lunes, 10 de marzo de 2008

Fue en el Momitas

Tenía 20 años y trabajaba cerca de Montevideo. El hospital era de monjas, no así de recatados resultábamos los de farmacia a la hora de divertirnos. El fin de año se acercaba; el mejor pretexto para una buena celebración.

El lugar se llama Momitas. A la entrada se lee "Restaurante Bar Familiar". De esos 3 conceptos respeta dos. ¿Lo familiar se referirá a los lazos que se generan a partir de una noche de copas y compañerismos llevados a su máxima expresión? ¿O será que con ese título se pagan menos impuestos? Todavía no lo descubro.

Pasaban de las 9 pm y la mayoría de farmacia estábamos muy sentados en la mesa reservada a nombre de mi jefe. Poco a poco se iba llenando el lugar de caras conocidas. La cena fue mala. Lo mejor vino a la hora del postre...

El hielo seco empezaba a llenar la pista de baile. Cual quinceañera de los 80's, la bola de cristales pendiente del techo iluminaba el lugar y daban paso a Paquita la del Barrio, Vicente Fernández, La Tesorito, Selena y sepa dios quién más. Por supuesto el maquillaje, los implantes y las pelucas hacían de estas "bugambilias" todo un show sui generis.

Tres veces te engañé, tres veces te engañé, tres veces te engañé... Coreabamos todos al calor de unas copas. Paquita le mandó saludos a las progenitoras de los presentes y se retiró. Nuevamente la pista quedaba desierta cuando en el sonido se escuchaba una canción familiar. Los acordes de Village People acompañaban al clímax de la noche. Cinco mujeres y cinco hombres de muy buen semblante (ja!) comenzaban a desfilar tirando a su paso todo aquello que no necesitaban. Los chiflidos, gritos y aplausos no se hicieron esperar. Poco a poco iban pasando entre las mesas para complacer a damas y caballeros.

Mi atinado jefe estaba entre ido y despierto, algo maquinaba, me lo decían sus cejas extrapobladas. Poco a poco se iban acercando un par de muchachos hasta donde nosotros estábamos. En ese momento sentí a la cuatitud posar sus miradas en mi entonces esquelético cuerpo.

Entre mis nervios, mis impresionantes gritos y risas nerviosas y demás, fuí víctima de un atropello. Ninguno respetó mis pocos años de vida por lo que llamaron al primer stripper que vieron y le pagaron para que me hiciera un "Full Service". Yo me seguía resistiendo, miraba a todos en la mesa con cara de no por favor por que se enoja mi mamá y ni así se compadecieron de mí. De pronto me tomaron de los brazos, me sentaron en la silla que daba al pasillo cuando una inmensa espalda se puso frente a mí.

Él tomó mis manos entre las suyas y las pasó por su pecho. Yo seguía riéndo incontrolablemente de tantos nervios y emociones conjuntas. Se sentó en mis piernas y yo lo único que hacía era taparme la cara. Mis cuates muertos de la risa y yo, de verdad que estaba sufriendo.

Se levantó y me puso de pie. Luego luego intuí que me cargaría y volví a poner resistencia entre grito y risa. Mis amigas lo animaban a seguir con el juego y me levantó. Me cargó y me dió una maroma, como paso de quebradita. Me volvió a sentar en la silla y se despidió de mí con un beso en la frente.

Por fin el suplicio terminaba. Mi cara estaba roja a más no poder. Después de tal suceso no atinaba a hacer otra cosa que reírme de lo sucedido. Mi jefe dijo que encontró la fórmula eficaz para mantenerme callada. Le falló, una hora más tarde seguía tan fresca como una lechuga.

Esa experiencia se repitió unos meses más tarde cuando en mi cumpleaños volvieron a contratar otro strípper... No fue idea mía. Fue mi despedida, unos días antes había renunciado al hospital. La experiencia fue igual de graciosa, esta vez no fue tan colorada pero con todo y todo volví a ponerme roja y repetí la risa nerviosa.

Hace un mes repetí la experiencia. Una despedida de soltera fue el marco. Igualmente los bailes y la complicidad con el muchachón (primo de una amiga), hicieron la noche más ligera y no sólo de ropa.

Hoy he descubierto que los bailecitos exóticos de dominio popular no son mi máximo, prefiero la imaginación en pareja y sin risitas nerviosas... Las ladies night las dejo para otras más audaces que para mí el pillow book basta.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Un attimo di pace*

Oggi è un giorno dove la vita si torna oscura, dove tutto si chiude in torno a me... manca tempo per fare tanto.

Tempo per essere lìbera... tante cose nel mìo mondo mi fa tremare di paura. Sono nervosa, ogni volta ripenso quello che non ho fatto ancora e che manca nel mio cuore.

Voglio un attimo di pace, voglio chiudere i miei occhi, respirare e tornare a la normalità... Ho bisogna di una nuova vita, di mostrare al mondo quanto ho messo in me... tempo, un'altra volta il tempo...

Tempo per che i miei sogni diventanno realtá...

Oggi io non ho proprio voglia di vedere gente intorno chiudi tutte le porte. Oggi dico no a chi mi imbroglia a chi manovra ogni giorno verità capovolte.
Me ne sto qui da solo con te il pericolo che c'è lo terremo a distanza.
Me ne sto qui da solo con te voglio farlo prima che il cielo crolli sulla stanza.
Fammi respirare solo un attimo di pace questo sorso di aria pura finche c'è voglio dedicarmi solo agli affetti a me più cari specialmente se si tratta di te.
Fammi assaporare questo attimo di pace per sentirlo fino in fondo dentro me oggi che anche i sogni atterrano e chiudono le ali perchè il tempo di volare non è non è
Vista la citta dalla collina sembra un gigantesco flipper con tutte quelle luci anche se questo un gioco non è le palline siamo noi schizzate in una folle danza.
Fammi respirare solo un attimo di pace questo sorso di aria pura finche c'è. Voglio dedicarmi solo agli affetti a me più cari specialmente se si tratta di te.
Fammi assaporare questo attimo di pace ed ad ogni guerra che anche tu non vuoi dalle raffiche di immagini e spargimenti vari di inchiostro velenoso intorno a noi oohh no.
Un momento cosi chissa quando poi tornerà.
Un momento cosi io vorrei davvero fosse la normalità
Fammi respirare solo un attimo di pace questo sorso di aria pura finche c'è voglio dedicarmi solo agli affetti a me più cari specialmente se si tratta di te.
Fammi assaporare questo attimo di pace per sentirlo fino in fondo dentro me oggi che anche i sogni atterrano e chiudono le ali perche dentro il tempo di volare non è non è non è...
*Eros Ramazzotti

viernes, 29 de febrero de 2008

Requiem Messa

Después de recorrer el centro de la ciudad, subir a la terraza de uno de los hoteles que tienen vista privilegiada frente al zócalo capitalino, ya para cerrar con broche de oro nos detuvimos un momento para planear la ruta de regreso a casa. -¿Qué te parece si caminamos hasta reforma y de allí a periférico?, me dijo ella. Accedí inmediatamente y nos enfilamos por la explanada de Bellas Artes.

Ya eran las 7 y tantos de la noche, el cielo mostraba los últimos rastros de sol del día y gente muy bien vestida se congregaba a la puerta del palacio. -¿Qué crees que haya?, exclamó ella. -No lo sé... ¿Quieres que preguntemos? De paso pedimos la agenda de Conaculta. Nos acercamos a la entrada y un señor nos preguntó a dónde íbamos, le pregunté en dónde podría adquirir la cartelera y me indicó el lugar. Ella preguntaba por otro lado.

Siempre me ha gustado Bellas Artes, ese día no fue la excepción para repetirme ¿Cuándo será el día que pueda entrar a algún concierto en este lugar? Me encantaría que mi primera vez fuera especial y que el evento valiera la pena. Ese día pasaron por mi mente Serrat, Carmina Burana, el ballet, la Sinfónica y los especiales para niños... uff creo que me he perdido de muchas cosas interesantes ¿verdad?

Seguía mirando y admirando cuando el guardia de la entrada llamó mi atención. ¿Va a comprar boletos? -No, señor. Estoy viendo el programa del mes. Mi mamá apresuraba sus pasos hacia la salida. -Señorita, ¿no quiere boletos para entrar ahorita a la ópera? -Uy señor, no traigo dinero (con ese argumento pensé, trataría de venderme un boleto) -No se preocupe yo se lo regalo. -¡Cómo cree! -Si, de verdad. Se lo regalo. Es más, dígale a su mamá para que ya entren. Ya no tarda en empezar. Ni tarda ni perezosa llamé a mi madre. El guardia le preguntó: Oiga Señora, ¿no quiere entrar ahorita al evento? -No señor, no traemos dinero para comprar boletos, gracias. -No se preocupe, ya le dije a su hija que yo se lo regalo. -¿De verdad? -Sí señora, aquí están. Nomás revise que los asientos estén juntos.

Eran cortesías. En un instante ya estábamos abordando el elevador hasta el primer piso. La emoción se hacía presente. Por fin conocería Bellas Artes en todo su esplendor y qué mejor oportunidad que escuchar ópera, donde la acústica del lugar le haría justicia a las interpretaciones.

Ya sentadas me dispuse a leer el programa. Todo fue tan rápido que ni cuenta me había dado de qué sería lo que veríamos. Requiem messa era el título... a mí me sonó a misa... Y no me equivoqué... Misa en latín... Y yo tan abstemia ja,ja,ja.

Hora y media duró el programa. Con él se inaguró la temporada de ópera de este año. Con él disfruté de Bellas Artes en compañía de mi madre y agradecí la buena estrella que me acompañó ese día.

viernes, 22 de febrero de 2008

Feliz Cumpleaños mami!!!

Cuando nació, su padre, hombre alto moreno de bigote y carrillera al hombro se sintió la persona más feliz del mundo. Su hija le había venido a completar la vida. Ni la revolución, ni luchar al lado del caudillo más famoso lo hacían sentir con el pecho tan henchido como en ese momento.

Mi abuela creció en Hidalgo, su niñez dice que fue hermosa. El campo y su familia se encargaron de ser los protagonistas de sus juegos de infancia.

Un día llegó la fatalidad, su padre murió. Ella y su madre tuvieron que venirse a la capital. Las tierras que tenían les fueron quitadas. A ellas si no les hizo justicia la revolución.

Desde joven fue guapa; hoy sus arrugas y su cabeza blanca amentan su belleza, digamos que la acentúan de una forma más especial.

Dice que tuvo muchos pretendientes, algun militar, algún médico, alguno sin chiste. Quien le robó el corazón fue un oaxaqueño. Se enamoraron, se casaron, formaron una familia y el cuento sigue.

El día que su primer retoño llegó al mundo coincidió con la fecha de su cumpleaños. Ella y su hija celebrarían, hasta que Dios lo permitiera, el milagro de la vida. Hoy llegó ese día. Hoy a sus 81 años sigue dando gracias por ella y por su milagro.

--------------------------------------------------------------------

El día que llegó al mundo estuvo marcado de miedo, de angustia. El día que llegó al mundo debió ser el más feliz para todos menos para quien luchaba por que así no fuera. Un presagio de muerte fue lanzado por su abuela. Si, en esos días todavía se creía que el poder de una madre celosa hacia su hija y su retoño podrían surtir efecto a la hora del parto.

Fueron dos días de luchas internas, de sudores, de lágrimas y de convencerse a sí misma que su bebé estaría bien, que a pesar del mal agüero, Dios no podría olvidarse de ella ni de quien todavía estaba en su vientre.

Finalmente cedió. Su pequeño cuerpo vió la luz del mundo y con su primer llanto anunciaba su llegada.

Mi abuela la tomó en sus brazos y le dijo: "A partir de hoy, no estaremos solas. Tu serás mi compañera y yo la tuya". Mi madre lloró con tal sentimiento y fuerza que hasta los médicos de guardia sintieron el corazón pequeñito al escucharla.

La vida no ha sido fácil para ella, día tras día se ha empeñado en no dejarse caer y salir adelante. Su extraordinaria fuerza, valor, cariño y fe la hacen especial y aún más para mí que me ha enseñado a tomar al toro por los cuernos.

Hoy celebro a mis dos generaciones, a mis dos milagros, a mis dos amores. Hoy doy gracias por ellas, por su salud y por las alegrías que han dado a mi vida.
Las amo.
Disculpen las molestias que la falta de internet me ocasionan... Prometo ponerme al día con los blogs... la verdad es que eso de piratearlo del trabajo me está costando cada vez más... Besos. Out

miércoles, 13 de febrero de 2008

Museo Nómada


"Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro, el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará" Is 11:6

Como su nombre lo indica, me sentí nómada desde que comezé a recorrer las líneas tubulares por donde el camino está marcado antes de iniciar la fantasía. Pensé que sólo eran cien metros, estaba equivocada. Tuve que rodear la estructura completa y todavía serpentear al frente de Palacio Nacional antes de poder accesar al museo.

El lugar estaba inundado de gente. La hora hizo que muchos acudieran a la visita antes de regresar a casa, la hora del proletariado dirán algunos.

A la entrada la explicación, Gregory Colbert el protagonista. El mundo de gente esperaba que liberaran el paso para poder disfrutar. yo me pregunto ¿de verdad entenderán el concepto, de verdad entenderán al artista o por lo menos la exposición? No dodo que sí, pero muchas veces, con la prisa que la gente muestra en este tipo de exposiciones, aunado a la prisa que los mismos guardias de seguridad te imponen es difícil pensar que se pueda encontrar alguien a quien, como a mí, nos agrade tomarnos el tiempo para disfrutar hasta el más mínimo detalle.

Cuando por fin nos dieron el paso, decidí tomármelo con calma, no me importaría si me tenía que esperar a que todos se fueran, a que me regañaran por quedarme en una foto durante mucho tiempo, ese día disfrutaría como nunca a costa de quien fuera. Y al minuto sucedió, el oficial de la entrada se molestó porque me quedé leyendo acerca del artista. Uff pensé, sóo falta que me diga que lo puedo bajar de internet. De pronto un flashback y me sentí como en Bellas Artes el día de mi visita a la exposición de Frida Kahlo.

Al entrar a la gigantesca estructura de bambú, la música ambiental me produjo una sensación de paz, de contacto en mi interior. Extraña sensación en un lugar lleno de gente. Tanto a derecha como a izquierda las fotografías de elefantes, monos, águilas emprendiendo el vuelo y más. Unos metros más y una pantalla me daba la bienvenida. Una película me invitaba a escuchar la canción que las ballenas cantan, otra pantalla más me guiaba por las dunas del desierto abrazando a un chita y una tercera me mostraba cuánta belleza hay en el reino animal, cuánta belleza hay en este mundo y la sabiduría que se refleja en los ojos de un elefante cuando te miran el alma.

Aquí está el ciclo de la vida, de fuego a vida, de vida a muerte, de muerte a cenizas, de cenizas a nieve...aquí está la fe en el ser humano y en lo que lo rodea, en esta visita me encontré en las líneas marcadas en la piel de un elefante y mis sueños eran narrados por una ballena mientras cantaba. La noche de mi vida se veía repasada de la mano de un mono que leía acerca de mí en las páginas del libro de la vida.

Ya habían pasado 3 horas y mi recorrido finalizaba. al salir pensé en adquirir un souvenir de la exposición. Mis manos no se fueron vacías. Mi corazón se fue rebozante de vida.



martes, 5 de febrero de 2008

¿La Mejor? ¿Para quién?

Supón que viajo en microbús, supón que son las 2 de la tarde y el chofer de la unidad enciende la radio en una estación que se sintoniza en el 102.5 Mhz del FM, supón que es hora de las noticias y comienzan las cortinillas del programa. El título "Duro y a la cabeza" ¿suena fuerte no? Supón que te mantendrás informado durante el tiempo que tu trayecto dure... supones mal.

El programa es la versión radiofónica de La Prensa, El Metro y Alarma juntos. Lejos de informar, este noticiario cae en lo arrabal (cheque ud, no dije vulgar) del lenguaje y peor aún, pierde todo estilo en la forma noticiosa. Para empezar es estridente. Una voz queriendo sonar demasiado alarmante da los titulares del día, que si un baleado en Iztapalapa, que si se abrió un hoyo en la tierra. Bueno, esos podrían ser los titulares de hoy... pero ¿qué sucede cuando se habla sólo por hablar?

En este programa de wey no se bajan los locutores, las voces de "las ardillitas" integran el equipo de trabajo. Chistes malos y horrendos, notas sin importancia, etc. Entiendo perfectamente que la estación, cuyo repertorio musical es el grupero, emita programas así con el fin de llegarle al público popular, pero ¿Es necesario vender palabrería para mantener el rating en un programa radiofónico? ¿Es necesario seguir aumentando el uso del doble sentido en nuestro ya pobre lenguaje así como aumentar vocablos que salen "sospechosistamente" de la "habilidad mental" de unos cuantos? Diganme intolerante pero la verdad, por eso estamos como estamos.

Durante los cortes de esta emisión, el slogan utilizado refiere al programa como irreverente. Bueno, corríjanme si me equivoco. Una cosa es ser irreverente y otra ser verdaderamente vulgar (sí ya repetí muchas veces esta palabra, pero mis vocablos se me acaban con tanta tontería). No es por despreciar a las clase obrera pero haga usted de cuenta que al albañil o al limpiavidrios de la esquina le dieron un micrófono y se dedica a dar notas así nomás por darlas. Un ejemplo, supongamos que Rosario Robles dió una nota importante durante el día. Bueno, pues los "reporteros" de este programa entrevistarán a Rosario y cuando en cabina les pregunten quién es la persona a la que entrevistaron, se limitarán a responder con un "no sé pero está bien sabrosa..." ¡Toinggg!

De por sí no nos informamos, hablamos mal... y encima fomentan la ignorancia con programas así... ¿A dónde llegaremos?